La ONU decide este viernes sobre la continuidad de su misión política en Sudán

0

NACIONES UNIDAS. –  El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto votar este viernes una prórroga del mandato de su misión política en Sudán, en un momento especialmente convulso por la crisis en el país y tras la petición del líder de facto sudanés para sustituir al enviado de la organización en el país.

El mandato de la misión, conocida con las siglas de UNITAMS, expira el día 3 de junio y se espera que los quince países acuerden su extensión y que, además, aprueben algún tipo de mensaje sobre el conflicto abierto entre el Ejército sudanés y el grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR).

Aunque las negociaciones aún continuaban este jueves, la presidenta de turno del Consejo de Seguridad, la emiratí Lana Zaki Nusseibeh, aseguró a los periodistas que hay «mucho apoyo» en el órgano para prorrogar la misión.

El Consejo de Seguridad se reunió el miércoles a puerta cerrada a petición del secretario general, António Guterres, para abordar la situación en Sudán y, en concreto, la de su representante especial para el país y jefe de la misión, Volker Perthes.

La semana pasada el líder de facto del país, el general Abdelfatah al Burhan, pidió a Naciones Unidas la destitución de Perthes, tras acusarle de «desinformar» sobre la crisis.

Aunque Guterres defendió al diplomático y rechazó su salida, ayer apuntó que la cuestión está en manos de los países del Consejo de Seguridad.

El embajador ruso, Vasili Nebenzia, dejó claro tras esa reunión que no hay unanimidad entre los miembros con respecto de Perthes y dio a entender que su país ya no lo apoya.

«Creo que es hora de cambiar el mandato, aunque tal vez primero tenemos que estabilizar el país y luego pensar en cómo hacer para cambiar los parámetros y para que la presencia de la ONU en el país sea efectiva», dijo el embajador.

Dadas las diferencias dentro del Consejo de Seguridad, entre las opciones que hay sobre la mesa figura la de una resolución que se limite a una prórroga técnica del mandato de UNITAMS, mientras que el contenido más político se dejaría para otro texto por separado.

En un comunicado, la organización Human Rights Watch (HRW) pidió al Consejo un aumento de la presión sobre las partes del conflicto sudanés para que pongan fin a sus violaciones de la ley humanitaria internacional.

«Como un primer paso, los tres miembros africanos del Consejo de Seguridad deberían mostrar liderazgo pidiendo que se expanda el embargo de armas de la ONU para que cubra todo el país e imponiendo sanciones a los líderes militares responsables de abusos graves», señaló Allan Ngari, de la ONG con sede en Nueva York.

El conflicto en Sudán ha dejado al menos 850 muertos y más de 5.500 heridos, y ha provocado el desplazamiento interno y externo de más de 1,3 millones de personas, según Naciones Unidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *