El FMI llama a minimizar las consecuencias de la fragmentación de los mercados globales

0

ASTANÁ.-La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, llamó hoy a minimizar las consecuencias de la fragmentación de los mercados globales provocada por la pandemia del coronavirus y la guerra en Ucrania, que en su peor escenario podría restar al PIB mundial hasta un 7 %, equiparable al PIB de Alemania y Japón.

«Intentemos minimizar este daño», declaró la máxima responsable del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la sesión plenaria del Foro Internacional de Astaná, que se celebra entre hoy y mañana en la capital kazaja.

Georgieva expresó su preocupación con la actual situación económica global, al señalar que vivimos «tiempos de indeterminación» en los que «todavía no crece suficientemente rápido la productividad, se elevan los indicadores de pobreza y hambre, y todos actuamos de forma poco sabia».

«Enfriamos más una economía que de por sí no está muy ‘caliente’. Permitimos a las fuerzas fragmentadoras ocasionar daños e impedir a millones de personas mejorar sus condiciones de vida y sus posibilidades económicas», alertó.

Según la directora gerente del FMI, la institución que dirige «llevó a cabo un gran trabajo para valorar cuán grave es el daño ocasionado por esta fragmentación y cuán grande puede ser» y obtuvo «resultados impactantes».

«Si permitimos que el comercio se escinda en bloques separados, si no tomamos medidas de protección y garantías, el mundo puede sufrir pérdidas de hasta el 7 % del PIB mundial. Esto es aproximadamente equiparable al PIB de Alemania y Japón. Es como si no existieran», señaló.

Georgieva puntualizó que se trata de «7 billones de dólares en pérdidas potenciales».

«Si consideramos también que las inversiones extranjeras directas a día de hoy se atienen cada vez más a los principios de las alianzas políticas y no de la lógica económica, entonces estas pérdidas podrían crecer otro 2 %», advirtió.

Sin embargo, abrió la puerta a una visión más optimista al señalar que «podemos ser más sabios, podemos reconocer que tanto la pandemia como la guerra nos señalan que existe una demanda de diversificación futura de las cadenas globales de creación de valor añadido».

«Es necesaria una mayor integración que refleje también las tareas estratégicas nacionales y a la vez necesitamos hacerlo de un modo más efectivo para defender los intereses de nuestros ciudadanos», instó.

En ese caso, comentó, sería posible minimizar la fragmentación de los mercados globales, y reducir las pérdidas hasta un 0,2 % del PIB mundial, según los cálculos del FMI.

En ese contexto, aprovechó para comentar que el país anfitrión del foro, Kazajistán, podría alcanzar este año un crecimiento de casi un 5 %, tras revisar el FMI sus pronósticos al alza y sumar medio punto porcentual a la previsión para la mayor economía de Asia Central.

Todo ello, recalcó, «en el contexto de la ralentización de la economía mundial».

«Se espera que el crecimiento global sea solo del 2,8 %, la inflación sigue a un alto nivel del 7 %, y eso significa que las tasas de interés continuarán siendo altas durante un tiempo prolongado. Todo esto crea tiempos difíciles, especialmente para la gente más vulnerables del planeta», dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *