La inaceptable vejación a la fiscal

0

Por Marcos Dominici B.

Marcos Dominici Borges

El incidente ocurrido el pasado 15 de junio, en la provincia La Altagracia, donde agentes de la Policía Nacional protagonizaron una vergonzosa escena de vejación y brutalidad policial contra una dama, miembro del Ministerio Público de la República, es un hecho inaceptable que debe ser y ha sido condenado por toda la sociedad.

La fiscalizadora Carol Daritsel Morla fue abordada por los agentes del orden al circular en un automóvil de color gris, marca Sonata, supuestamente sin matrícula. Un video captado por los propios policías muestra cómo estos se abordan a la fiscal, siendo perseguida por una patrulla.
Las imágenes, que se han vuelto viral en las redes sociales, revelan que el abordaje policial a la fiscal, todavía está muy por debajo de las aspiraciones de civismo y de respeto a los derechos fundamentales y ciudadanos que espera la sociedad dominicana.

La magistrada, con asiento en la Fiscalía de La Romana, según se aprecia en el audiovisual fue arrestada, esposada, abofeteada y desconsiderada, no solo a pesar de esta haber indicado a los agentes que es representante del Ministerio Público, sino además por su condición de mujer, ante el tratamiento irrespetuoso que le dieron varios policías entre ellos una fémina, inobservando las más elementales reglas de la cortesía (sobre todo en ámbito policial), donde se aprecia que hubo falta de tacto y maltrato verbal y físico hacia la dama. No había razón para ello.


La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano del 26 de agosto 1789 reconoce los derechos naturales, inalienables y sagrados del hombre, y establece que “La garantía de los derechos del hombre y del ciudadano necesita de una fuerza pública y que la misma debe ser instituida en beneficio de todos, y no para provecho particular de aquellos a quienes ha sido encomendada”.


A raíz del incidente, la procuradora general de la República, doctora Miriam Germán, dispuso realizar una investigación para determinar los detalles que detonaron la acción, mientras que la Asociación de Fiscales Dominicanos se pronunció en contra del abuso policial a la fiscal.

La población dominicana y la opinión pública nacional están a la espera de que las autoridades den un ejemplo en el caso de la fiscal de La Romana y traduzcan a la justicia a los prepotentes agresores.


El autor es director de MetropolitanoRD.Com y coordinador país de ANN AGENCIA NACIONAL DE NOTICIAS DE REPUBLICA DOMINICANA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *