ONU insta al Caribe a “marcar la diferencia” en lucha contra crisis climática

0

Castries, Santa Lucía.– El secretario ejecutivo de la Convención de la ONU para el Cambio Climático, Simon Stiell, instó este miércoles a la región del Caribe a seguir liderando “con ideas que cambian el mundo” la lucha contra esta crisis global.

“El Caribe es la región que puede marcar la diferencia en este momento. Lo hemos hecho antes, podemos hacerlo de nuevo. Por eso les digo- construyan puentes, encuentren soluciones y tracen un camino”, aseguró Stiell.

El responsable se expresó así durante la conferencia anual de la junta de gobernadores del Banco de Desarrollo del Caribe (CDB, por sus siglas en inglés), que se celebra en Castries, capital de la isla caribeña de Santa Lucía.

“Como región, superamos nuestras posibilidades con ideas que cambian el mundo. Tomemos el impulso reciente de la primera ministra (de Barbados, Mia) Mottley para hacer que la arquitectura financiera regional se ajuste a su propósito”, dijo en referencia a la Iniciativa Bridgetown.

Otro ejemplo reciente de liderazgo caribeño, impulsado por el primer ministro de Antigua y Barbuda y representante de la Alianza de Pequeños Estados Insulares, Gaston Browne, fue la decisión en la COP27 de establecer un fondo dedicado exclusivamente a compensar económicamente a los países más afectados por la crisis climática.

El exministro del Gobierno de Granada recordó también que la región del Caribe fue una de las principales impulsoras de la inclusión del objetivo de mantener el calentamiento por debajo de 1,5 grados centígrados en el Acuerdo de París de 2015.

“Aquellos que negociaban en nuestro nombre sabían muy bien que 1,5 grados no era solo un compromiso, era un salvavidas”, subrayó Stiell, quien reconoció que “la implementación de ese acuerdo está progresando, pero más lentamente de lo requerido».

En su discurso, también señaló que los efectos de la crisis climática se han manifestado antes de lo que la mayoría esperaba, con consecuencias más devastadoras.

“A pesar de todas las promesas, colectivamente estamos muy atrasados en nuestras acciones para reducir las emisiones a tiempo”, agregó. En el Caribe en particular, citó entre otros desafíos las altas cargas de la deuda, el espacio fiscal reducido, la vulnerabilidad extrema a los impactos externos y las economías de escala reducidas.

No obstante, consideró que la región está en “una posición única» ya que ha experimentado “impactos climáticos durante generaciones».

Por ello, urgió a responder mediante “la construcción de las comunidades en torno a principios de crecimiento, integración global y sostenibilidad, con un ojo puesto constantemente en la autosuficiencia».

Stiell lamentó, por otro lado, que el Caribe sigue dependiendo en gran medida de los combustibles fósiles para su suministro de energía.

“No podemos terminar con el uso de combustibles fósiles de la noche a la mañana, pero necesitamos implementar un plan para su reemplazo acelerado por energías renovables”, aseveró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *