Cómo se ve una «implosión catastrófica» como la del submarino Titan

0

El submarino Titán, desaparecido desde el pasado domingo cuando descendió a las profundidades marinas con cinco pasajeros con el objetivo de recorrer los restos del Titanic, sufrió una «implosión catastrófica», anunció la Guardia Costera de EEUU el jueves por la tarde.

El término es más que una consideración retórica. El fenómeno de la implosión catastrófica aparece cuando la presión se acumula desde adentro de un objeto, en este caso del submarino, y empuja hacia afuera.

En el caso del Titán, la tesis supone que la estructura del mismo se deformó ante la presión del agua a su alrededor, se rompió la estructura y colapsó hacia dentro.

Las cinco personas a bordo del submarino Titan con destino a los restos del Titanic fallecieron por una «implosión catastrófica» como la definió la Guardia Costera de EEUU. Este video animado muestra cómo ocurrió el accidente con el submarino

Una «implosión atmósfera»

Los restos del Titanic descansan en el lecho marino del Atlántico Norte a unos 3.800 metros de profundidad. A nivel del mar, la presión atmosférica es de aproximadamente un bar, nivel conocido como una atmósfera.

A la profundidad a la que se encuentra el transatlántico, la presión del agua multiplica por 400 los valores de la superficie marina. Por ejemplo, la mordedura de un gran tiburón blanco ejerce una fuerza de casi 275 bares, según Scientific American.

En una implosión causada por un defecto en el casco o por cualquier otro motivo, el sumergible se derrumbaría sobre sí mismo en milisegundos, aplastado por la inmensa presión del agua. La muerte sería prácticamente instantánea para los ocupantes.

Ejemplo de una «implosión Atmósfera»: Los restos del Titanic están aproximadamente a 3800 metros, lo que equivale a tener encima 3800 toneladas de peso más la presión lateral del agua. Es decir, cerca de 300 atmósferas.

La seguridad del Titan

El Titan, construido por OceanGate Inc. con sede en Everett, estado de Washington (EEUU), fue diseñado para soportar la presión extrema del agua a la profundidad del Titanic. Ya había realizado inmersiones anteriores, la última en el 2022.

Video de los restos del Titanic grabado por el Titan en 2022

Pero se habían planteado algunas dudas sobre su seguridad. Sobre todo en una demanda que involucraba al ex director de operaciones marinas de OceanGate, David Lochridge, despedido en 2018 después de advertir sobre el casco de fibra de carbono «experimental» del Titan.

El cono de cola del submarino con destino al Titanic se halló aproximadamente a 1.600 pies de la proa del histórico naufragio en el fondo del mar, dijo el jueves la Guardia Costera de EEUU.

Los oficiales dijeron que era consistente con una «pérdida catastrófica de la cámara de presión». Pero sería necesario recuperar los restos para llevar a cabo una investigación completa.

Incluso, con ese material, puede resultar difícil precisar la causa. Principalmente porque la violencia de la implosión hace muy difícil determinar la secuencia de los acontecimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *